Páginas

7 may. 2010

Conquista de lo inútil.


Por un momento se apoderó de mi la sensación de que mi trabajo, mi visión, me destruirían, y durante un instante me permití una mirada sobre mí mismo que de otra forma, por instinto, por principio, por una cuestión de supervivencia, no consentiría jamás: una mirada nacida de la curiosidad más bien material sobre si mi visión no me habría destruido ya.
Me tranquilizó saber que aún respiraba.

Werner Herzog.

No hay comentarios: